Vuelos a Polonia para estas Navidades

La tradición de acudir a balnearios en Polonia está tan extendida que emplean la expresión “ir a las aguas” para referirse a la tradición de viajar a algún balneario a beber de sus aguas y disfrutar de baños medicinales a la vez que se descansa.

Además, de los balnearios, tiene sumamente arraigada la tradición navideña, la viven con intensidad bajo un clima claramente hogareño, como curiosidad cabe destacar sus belenes de títeres, únicos en el mundo, donde representan clásicos navideños relacionados con el nacimiento del niño Jesús.

La Nochebuena es altamente familiar. Es típico poner un plato y cubiertos de más, simbolizando que abren su casa a cualquier invitado inesperado y hambriento. Común a todas las festividades mundiales, de lo más importante, es la comida, en Polonia es tradición que haya 12 platos diferentes, algunos creen que es porque son los meses del año, otros porque doce son los apóstoles.

Es más común encontrar pescado (arenques, pescado frito, etc.) que carne, y tienen la creencia de que si guardas en la cartera o monedero una escama del pescado denominado Karp, lo tendrás siempre lleno de monedas.

Y mientras que Nochebuena es un día para pasar tranquilamente en familia y no es nada habitual salir por ahí, en Nochevieja se acercan más al carácter mediterráneo, incluso tiene actuaciones en vivo para celebrar ese día.

En Diciembre es habitual que Polonia reciba turistas que desean disfrutar de la estupenda nieve polaca y aprovechan estos días para ir a esquiar. Es famosa la calidad de su nieve y la enorme cantidad de pistas de esquí de las que dispone. Los montes Karkonosze  y  los montes Tatras son los más conocidos para pasar un buen rato esquiando.

Y no solo acuden los turistas para esquiar o practicar snowboard, el invierno en Polonia nos ofrece la posibilidad de practicar otros deportes relacionados con la nieve, también es frecuente ver gente de todo el mundo haciendo senderismo, disfrutando del trineo tirado por caballos, patinando sobre hielo o pescando en el hielo.

¿Y cómo viajamos a Polonia? Además de correctamente abrigados, puesto que en invierno nos podemos encontrar con temperaturas de los 5 grados a los -25 grados, así pues, siempre abrigados, pero con variedad de ropa por la diferencia de grados con la que podemos encontrarnos.

Viajaremos en avión, el medio de transporte más seguro para llegar hasta la República de Polonia, y en Reservalis tenemos vuelos de Barcelona a Polonia (Varsovia) volando con Ryanair por sólo 34.94€ para finales de Noviembre 2013.

1.870 km separan ambas ciudades, la duración del viaje varía considerablemente de una a otra compañía y depende en su mayor medida en si es un vuelo con o sin escalas. La duración media es de 3 horas de vuelo.

Varsovia es la capital polaca y la ciudad más grande del país. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad

También podemos salir desde Madrid justo antes de navidades con destino a Cracovia también con Ryanair por 66.08€. Al igual que en la opción anterior, la duración del vuelo varía en función de sus características.

Normalmente un vuelo Madrid-Cracovia dura aproximadamente las tres horas. Son 2879 km los que distancian Madrid de Cracovia.

Cracovia es una importante ciudad turística polaca, no en vano recibe más de ocho millones de turistas al año, tanto locales como de todas partes del mundo. Su centro histórico, al igual que en el caso de Varsovia, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. También  fue nombrada Capital Europea de la Cultura en el año 2000.

Ahora ya puedes elegir en qué vuelo te vas a disfrutar de las mejores navidades sobre la mejor nieve.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Publicidad
Ofertas Vuelos a Polonia